Esmaltes semipermanentes, todo lo que necesitas saber

Esmaltes semipermanentes, todo lo que necesitas saber

Desde hace años que los esmaltes permanentes y semipermanentes se ha convertido en un servicio muy demandado por todas las ventajas que tiene, muy popular entre las más jóvenes, pero no nos preguntamos, ¿es seguro?, ¿se usan productos nocivos?

Muchas veces confiamos en exceso en el centro de belleza para hacernos un esmalte semipermanente, pero debemos de seguir algunas recomendaciones para que a la hora de la aplicación y, según el acabado que quieres en ese momento, no sea perjudicial para tus uñas.

Factores a tener en cuenta para el esmalte

Como todo sector, hay buenos y malos profesionales, por eso siempre te recomendamos escoger un centro de confianza, con buenas opiniones positivas y que se preocupan por ofrecer lo mejor a sus clientes, en este mundo lo barato no suele ser lo mejor, así que no te guíes por una súper oferta y piensa en la salud de tus uñas primero.

Hay diferentes factores que puedes tener en cuenta a la hora de hacerte un esmalte permanente o semipermanente, por eso es importante saber que productos son perjudiciales para tus uñas.

  • Tolueno: Es un líquido transparente que se utiliza para fabricar un determinado tipo de tinte y pintura, tiene un pequeño componente tóxico que puede provocar dolor de cabeza y mareos.
  • Formaldehido: Es otro componente que se utilizaba hace años, pero que se ha dejado de usar, pero no quita que ciertos productos de dudosa procedencia pueda incluirlo como mezcla, sirve para endurecer la pintura y es perjudicial ya que cause irritación en la garganta.

Eso son los productos principales a evitar, pero también debemos de tener en cuenta el equipo que se va a utilizar, cabe destacar que todos los utensilios estén perfectamente esterilizados, para así evitar cualquier tipo de una futura infección.

Lámparas para el secado del esmalte

Otro de los aspectos a tener en cuenta, es tener claro qué tipo de lámpara y luz se utiliza para el secado del esmalte.

Las más recomendables son las lámparas con luz led para que no aparezcan manchas posteriormente y evitar la aparición de melaninas, algo bastante dañino para nuestra piel, y nunca se debe de usar las de rayos UVA.

Recuerda siempre que para quitarte el esmalte semipermanente se utiliza una mezcla baja en acetona y no acetona pura, algo contraindicado que todo buen profesional conoce.

No abuses del esmalte semipermanente

Los esmaltes semipermanentes están de moda, por su resistencia en el tiempo, su brillo duradero en comparación con otro tipo de esmaltes, convirtiéndose en la mejor opción de muchas mujeres.

Pero no abuses de este sistema, deja descansar a tus uñas de vez en cuando si quieres que tus uñas luzcan bonitas, naturales y fuertes cuando no lleves ningún tipo de esmalte, ya que algunos productos con el tiempo pueden ir deteriorando la misma, haciendo que aparezcan pequeñas deformaciones, aumentando su fragilidad para tareas cotidianas de tu día a día.

Tampoco es aconsejable renueves el esmalte de tus años con este proceso, ya que el procedimiento de retirada del esmalte es sencillo, pero algo agresivo, al utilizar mezclas de acetona en mayor o menor medida, hará que con el tiempo nuestra uña se debilite.

Consejos para hacerte la manicura semipermanente

  • Acude a un profesional: Cuando te lo hace otra persona, sobre todo si está bien formada y con las herramientas adecuadas, tus uñas quedarán perfectas, ya que hacérselo una misma, es más complicado y casi seguro que el esmalte acabará tocando tu piel, algo que debemos evitar.
  • Ojo con la preparación previa: Una de los métodos más comunes para que el esmalte agarre mejor es limar la uña, pero no es recomendable, o por lo menos que el profesional no se exceda, ya que la uña tiene una capa protectora para defenderte del entorno exterior.
  • El retirado del esmalte, por un profesional también: El proceso después de dos o tres semanas del esmaltado es sencillo, pero también agresivo, por lo que te aconsejamos que acudas a un profesional y no lo realices tu por tu cuenta, será mucho más preciso y con el tiempo tus uñas lo agradecerán.
  • Referencias del centro: Intenta verificar con amigas u opiniones en internet las opiniones que tiene al centro donde vas a acudir, es importante que elijas un sitio limpia y que se preocupa de tener un local apto para todo tipo de servicios, incluyendo todo el material a utilizar.
Deja un comentario